La OIEC, oportunidad para que en cada comunidad educativa, nos sintamos parte de esta gran familia internacional: Mary Chuy

Nairobi, abril de 2018. La presidenta María de Jesús Zamarripa participó en la 93ª sesión del Consejo Ejecutivo de la Oficina Internacional de la Educación Católica (OIEC) realizada en Nairobi, Kenia, en el continente africano. Acudiendo como Consejera de la región América a la sesión internacional, la CNEP continúa el vínculo histórico que desde hace más de 50 años se construyó con la OIEC. Realizados los días 27, 27 y 28 de abril pasados, los consejeros de todo el planeta se reunieron para dar seguimiento a la articulación internacional. 

Surgida en 1952, la estructura del Consejo aglutina a las regiones de África y Madagascar por un lado, Asia y Oceanía por el otro y las agrupaciones continentales de América, Europa y Medio oriente y África del norte, estos últimos vinculados en una sola regional. La intensa sesión, cuyos anfitriones fueron la Conferencia de Obispos Católicos de Kenya y la Comisión por la Educación Religiosa, sirvió para reconocer las fortalezas y debilidades, los problemas comunes, las soluciones particulares, los cambios y los retos de la educación católica en todo el orbe. Así, se conocieron contextos muy diversos en donde en ocasiones los gobiernos son amistosos y cooperativos con la educación católica, mientras que otros son hostiles e incluso, opresivos.

La sesión de Consejo Ejecutivo, reunión previa hacia Asamblea General que se realizará en el 3 y 4 junio de 2019 en Nueva York sirvió también para orientar los trabajos hacia el Congreso Mundial que tendrá como objetivo clarificar la orientación de la educación católica en un mundo cambiante y dinámico, pero también con dosis crecientes de injusticia y violencia.

En la sesión, el proyecto  conjunto académico de la OIEC se concentra en el proyecto YO PUEDO, que responde al llamado del Papa Francisco en la encíclica Laudato Sí. Dicho proyecto busca que niños y jóvenes puedan comprometerse con el cambio social, especialmente con la situación ambiental, temas que el Santo Padre ha destacado en su llamado mundial. Cabe agregar la edición y publicación mundial de un libro que reúna experiencias de todo el planeta en la educación católica y para el cual, la CNEP hará la convocatoria respectiva en México en su momento.

La reunión ha sido de gran utilidad además para que la CNEP fortalezca y construya acuerdos de colaboración internacional para muchos de sus proyectos e iniciativas, especialmente para los procesos de acreditación de colegios y escuelas. La presidenta de la CNEP regresa a México, motivada y con propuestas para todos los colegios en México: “El Consejo, en mi juicio, fue un encuentro que superó los límites culturales e ideológicos. Fue la expresión del compromiso educativo a nivel internacional; la OIEC es la red mundial educativa más grande del  mundo que se consolida y visibiliza cada vez más y mejor para dar respuesta a los grandes desafíos”. En ese tenor de la acción mundial a través de la educación católica, cabe recordar las palabras bíblicas Vayan por todo el mundo y prediquen el evangelio a toda criatura” (Mc 16, 15).

 

 

También te puede interesar…