Nuestra juventud, requiere de mensajes que sean signos de vida, alegría y esperanza. Presidenta de la CNEP en la 67 asamblea

 

Sonora. 2 de marzo de 2018. Al inaugurar los trabajos de la asamblea de la Confederación Nacional de Escuelas Particulares, (CNEP) su presidenta, la madre María de Jesús Zamarripa, alentó a los representantes de federaciones de todo el país, a renovar el compromiso social de la educación. En el auditorio de la Universidad La Salle, que alberga el encuentro de dos días, en sus palabras de inauguración, con un emotivo mensaje, realizó preguntas importantes en torno de la educación y la realidad de nuestro país:

“¿De qué manera nuestro trabajo y labores son signos de que otra sociedad es posible? ¿Qué presencia tenemos en los ámbitos políticos, sociales y eclesiales nacida de una genuina convicción de querer un mundo más justo y fraterno? ¿De qué manera construimos una humanidad reconciliada consigo misma y con la naturaleza? ¡Es momento de ser significativos! ¡Es tiempo de tener una voz crítica y una palabra propositiva! No tengamos miedo de responder con creatividad e imaginación. Nuestro mundo, nuestros niños y niñas, lo necesitan.”

La Asamblea Nacional, una reunión periódica semestral de la CNEP, fue recibida en esta ocasión, por la Federación de Escuelas Particulares del Sur de Sonora. La licenciada Zamarripa que ha centrado su gestión en una visión de educación comprometida y humanista, junto a su equipo de trabajo presentó el informe de actividades organizadas desde la CNEP. En la asamblea nacional, se realizan varias actividades de discusión como un foro taller, donde se analizan conjuntamente problemáticas hacendarias y legales. La asamblea es un espacio esencial de vínculo entre todas las federaciones del país, donde la presidencia de la CNEP impulsa un proyecto de actualización de la educación, así como de visión y actividades conjuntas que puedan fortalecer los procesos docentes, la identidad como escuelas particulares y la organización para afrontar problemáticas comunes.