Experiencias del 2° Foro Nacional de Escuela en Pastoral

Material 2° Foro Nacional de Escuela en Pastoral

Mtro Alejandro Ortiz

Introducción

Oración Incial

2° Foro de Escuela en Pastoral: evangelizar educando en el mundo de hoy

fotoweb-2-foronota

 Es tiempo de transformarnos en escuelas católicas que evangelizan porque humanizan, porque se abren a todos, porque ven el rostro del otro y enseñan a reconocer en ese rostro, el de Cristo, porque acompañamos a los más jóvenes a caminar el sendero de la ética, la bondad y la paz.

Con una asistencia de más de 300 personas se vivió el segundo foro de Escuela en Pastoral: evangelizar educando en el mundo de hoy, organizado en conjunto, por el Equipo Nacional de  Coordinadores de la Educación (ENCE) y la Confederación Nacional de Escuelas Particulares (CNEP).

“Cuando se educa en el bien común, cuando nos sentimos como hermanos y hermanas que buscan construir un mundo más humano y más feliz, es cuando se logra un cambio significativo en escuelas, familias y comunidad”, destacó la Madre Mercedes Leticia Casas Sánchez, Presidenta de la Confederación Caribeña y Latinoamericana de Religiosas/os.

En el mensaje de bienvenida se presentó que la Escuela en pastoral es una alternativa, que no debe tener muros, ni discriminar a nadie. “Pongamos todo el corazón para que sea posible, hoy más que nunca. Es nuestra misión y será nuestra más grande alegría”, añadió la M. Mercedes Casas.

La historia de la educación católica no ha sido fácil y pocas veces es valorada, por lo que el Monseñor Felipe Pozos, recalcó que hace falta renovar el encuentro con Cristo.

“Se necesita renovar el encuentro con Cristo, como dice el papa, nadie pude decir que no puede renovar ese encuentro. Necesitamos creer, re comenzar y fortalecer el corazón de la comunidad educativa es el evangelio”, aseguró Mons. Felipe Pozos Lonrenzini, Obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Puebla. La escuela católica se puede resumir en tres palabras: pensar, querer y actuar.

“Para educar es necesario amar intensamente. El mundo necesita acciones, no conceptos fríos”, concluyó Mons. Felipe Pozos.

“Durante este día de trabajo se anuncian las palabras, gestos y actitudes clave para que se realice la transformación estratégica en la Escuela en Pastoral”,  afirmó el Hno. Alexandro Aldape, Presidente de la Confederación Nacional de Escuelas Particulares (CNEP).

Día de trabajo

Durante este segundo foro de Escuela en Pastoral, se trabajó con el documento: Directrices para fortalecer la identidad y la misión de la escuela católica: Ser Escuela en Pastoral, el cual fue el resultado del primer foro de Escuela en Pastoral. Este evento se desarrolló con base en tres objetivos específicos:

  1. Crear desde la organización institucional, estrategias que aseguren un ambiente comunitario, animado por el espíritu evangélico de libertad y amor misericordioso.
  2. Precisar las palabras, gestos, actitudes y acciones de un proyecto educativo evangelizador característicos de una escuela en pastoral.
  3. Trazar líneas estratégicas de transformación, desde un análisis de la realidad de una escuela en salida

Los asistentes eligieron sobre cuál objetivo querían trabajar y acudieron a las respectivas ponencias, para posteriormente, concentrarse en los seis diferentes talleres de trabajo, en los que tuvieron diferentes dinámicas; por ejemplo, algunos elaboraron líneas de estrategia de un proyecto de animación, otros ilustraron las acciones clave de una escuela en pastoral; mientras otro equipo equipo se enfocó en la transformación del campo de los derechos humanos.

Aunado a la activa labor que desempeñaron los participantes, también escucharon la conferencia magistral: “La educación de hoy como respuesta a la emergencia nacional”, por el Mtro. Jesús Alejandro Ortiz Cotte, Coordinador del área de Reflexión UIA, Campus Puebla.

“Tenemos un país cedido al capitalismo, que genera tener un estado en crisis y una mala educación”, señaló el ponente.

Finalmente, la proyección que se tiene para el siguiente foro está enfocada a contenidos pedagógicos y curriculares.

“Hoy, al término del foro podemos decir que hemos reflexionado juntos, porque más de 300 personas hemos pensado acerca de nuestra tarea en común y de cómo debemos llevarla a cabo. ¡Gracias por haber confiado!”, puntualizó en su mensaje de clausura el Hno. Alexandro Aldape, Presidente de la CNEP.

 

Amo la escuela porque es sinónimo de apertura a la realidad, porque  nos educa a lo verdadero, al bien y a lo bello, Papa Francisco.